sábado, 12 de julio de 2014

Juego de memoria con el léxico de la ropa

Os dejo hoy este juego de memoria, yo lo uso con mi clase de A1, así que el vocabulario no es muy complicado. Todas las imágenes las he cogido de la fantástica página openclipart.org.




Espero que os guste.

jueves, 8 de mayo de 2014

La importancia de los nombres

Recuerdo qué bonita era esa frase que usaba Eco en su novela:

Stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus

Afirmando que al final lo único que nos quedan son los nombres, aunque yo siempre conecté esta frase con el nominalismo de Ockham, pero ni de literatura, ni de filosofía voy a hablar, voy a hablar de nombres.

Tengo dos clases y esas clases tienen dos nombres: A1 y A2. Esos nombres me dicen el nivel de mis estudiantes, y esos nombres me ayudan para conocer los contenidos que tengo que impartir en clase. Pero muchas veces me encuentro con que excedo esos contenidos. Voy a intentar explicarme.

Hoy he empezado a buscar textos para los exámenes finales y me he dado cuenta de que los textos apropiados para el A2, a mí me parecían muuuuy fáciles. Me quedan tres semanas de clase, 26 horas y hoy he empezado a explicarle el subjuntivo ¿por qué? porque me lo están pidiendo a gritos (y esto es una metáfora) estoy ya cansada de leer a mis estudiantes escribiendo: 

Cuando *tendré tiempo... Espero que *estás bien...

Así que hoy, después de ver un poco el imperativo negativo pues les he explicado la expresión del deseo. ¿Lo peor/mejor? La han asimilado sin ningún problema.

Así que mi clase se llama A2, pero no lo es en absoluto, tienen ya los pasados tan asimilados que algunos han empezado a usar el pluscuamperfecto sin que lo hayamos visto en clase.

Estoy muy contenta con mi clase y muy orgullosa.

domingo, 13 de abril de 2014

Juego de tablero para la clase de A1



He estado casi una semana y pico comentando por twitter mis avances con el juego de tablero que estaba haciendo. Lo terminé hace una semana pero ni un hueco libre para poder publicar. Aprovecho esta tarde de domingo que ya está acabada para compartir con vosotros este juego. 
La dinámica es muy simple, por supuesto, juegan un mínimo de dos jugadores, un dado y cada jugador con una ficha. En el tablero hay cuatro tipos de casillas:
  • Tipo 1: casillas con una frase donde los jugadores cuando caigan en ella tienen que decir la frase con el verbo en la forma correcta del presente.
  • Tipo 2: casillas que te indican a qué otra casilla te tienes que mover, he evitado usar palabras complicadas como "casilla", "avanza" o "retrocede".
  • Tipo 3: casillas Acción, cuando el jugador cae aquí debe coger una de las tarjetas que están marcadas con esta palabra. En ella habrá una pregunta que debe contestar, algo que debe decir, o algo que debe hacer.
  • Tipo 4: casillas Palabra, como la anterior, cuando el jugador está en esta casilla tiene que coge una tarjeta de "palabra" y decir el nombre en español del dibujo que aparece.

Las imágenes las he seleccionado de openclipart.org y de las imágenes prediseñadas de Office
Si necesitas el original para adecuarlo a tu clase o a tus gustos, no dudes en pedírmelo, te lo mandaré en un formato que se pueda modificar. Mientras, para que lo podáis ver y descargar directo para imprimir, aquí está:


jueves, 13 de marzo de 2014

Cosas que hago en clase


Después de llevar unos 16 años dentro de la clase de español, ya puedo considerar que mi personalidad como profesora está bastante formada. No diré que formada completamente ni mucho menos en su versión definitiva, porque éticamente no puedo dejar de corregir los errores que encuentro cuando realizo mi trabajo y que conste que con esto me refiero a los errores que yo cometo.
Esta entrada nace como reflexión causada por otra entrada de un compañero de profesión: Daniel Varo. La entrada en cuestión es la titulada Qué no hacer en una clase de lenguas extranjeras por si queréis leerla, además de un breve intercambio en twitter.

Para poneros en antecedentes, aparte de esos 16 años que mencionaba antes en clase, os diré también que en mis comienzos trabajaba como complemento dando clases particulares de latín y lengua a adolescentes, por lo que mi experiencia en clase no es sólo con extranjeros. A esto se le añade que en la clase de ELE he tenido desde una sola nacionalidad (francesa y polaca) hasta una media de 15 diferentes como me pasa ahora en la Escuela Oficial de Idiomas, al igual que he tenido clases con dos alumnos, siete o treinta y cinco. Todo esto para deciros que yo enfoco las clases desde múltiples perspectivas porque la he vivido desde todas ellas (no hablemos ya de la edad de los alumnos desde 11 hasta 89).

Dejando a un lado la experiencia como profesora, para mí resulta también muy relevante la experiencia como alumno. Todos hemos estado en ese papel, pero muchos además hemos continuado después, en mi caso estudiando idiomas de adulta (en la EOI inglés, alemán y francés y en inmersión en Alemania y Francia) y ampliando mi formación (Máster de ELE y grado de filosofía sin terminar). Y de esta última experiencia hablaba Daniel Varo en su blog.

Yo, en esta entrada, hablaré sobre lo que hago en clase, no porque piense que es lo correcto, sino porque tengo la retroalimentación de mis alumnos que me dicen sus impresiones sobre la clase y que suelen ser muy positivas. Podréis decir que quiénes son ellos para que sus opiniones sean válidas y yo podría responderos que la parte más importante de la clase, pero no soy de cursilerías, así que os diré que entre los alumnos que he tenido y tengo que me han dicho lo que le gustaban mis clases y me recalcaban los puntos que más le gustaban había desde inmigrantes buscándose la vida en España hasta inspectores de educación jubilados que se habían mudado a nuestro país, o jóvenes a los que sus padres mandaban a España para quitarles de las malas compañías y las drogas y alumnos conflictivos que nunca habían tenido una experiencia positiva dentro de un aula.

Como introducción al tema me ha quedado un poco largo pero creo que era necesario decir todo eso.

COSAS QUE HAGO EN CLASE
  • El objetivo principal de la clase es sentirse bien en clase. Le explico a mis alumnos que si nos sentimos bien y nos relajamos y nos reímos será más fácil aprender, entender y recordar los temas nuevos. Mi clase está libre de tensiones, nadie se siente culpable porque no sepa algo, ni nadie se siente culpable por no hacer los deberes o equivocarse. Intento, también, mantener los niveles de frustración al mínimo.
  • Poner en mano de los alumnos la responsabilidad de aprender. Mis estudiantes están en clase porque ellos quieren aprender, así que son ellos los que tienen que trabajar si quieren superarse, no pueden esperar que yo se lo dé todo masticadito.
  • Conocer el nombre de mis estudiantes. En estos últimos años en EOI suelo tener unos 30 alumnos por clase. Después de los primeros 20 minutos de clase ya me he aprendido el nombre de todos, y os prometo que los chinos son difíciles. Es posible que yo tenga una buena memoria, o una buena técnica pero como decía Daniel Varo: "Si después de un mes de clase no recuerdas el nombre de tus alumnos es que algo falla." Y yo me muero de vergüenza si el segundo día no recuerdo alguno.
  • Permitir múltiples personalidades en clase. A ver, lo siento, todos no somos iguales, todos no podemos ser buenos aprendiendo lenguas o divertidos o simpáticos o lo que sea... cada uno es como es y si yo tengo un alumno extremadamente tímido (que en clase de lengua extranjera no es algo tan raro) yo no lo voy a presionar para que hable, yo le doy libertad y como yo he sido alumna y he sido una tímida recalcitrante no resuelvo estas situaciones en clase sino fuera, a solas y le explico al alumno que hablar es importante pero que si no quiere hablar en clase no pasa nada. En clase cuando le quiero preguntar lo observo, a ver si lo veo con ganas de hablar o participar y discretamente le hago una señal para ver si quiere hablar, si asiente, entonces le pregunto. ¿Os parece mucho trabajo? a mí no, a mí esto lo que me parece es tratar al alumno como una persona, que es lo que es y no porque esté en el aula deja de serlo.
  • El tiempo es infinito. Si alguien tiene prisa, mi clase no es un buen lugar para ello, porque si necesito 10 minutos de la clase para escuchar a un alumno por un ejercicio, ese alumno va a tener todo el tiempo que necesite, en la clase de español no estamos fichando, cada persona tiene su tiempo y yo se lo doy.
  • Podemos aprender de todo y de todos. Enlazando con el punto anterior, también de los compañeros aprendemos, incluso de ese que va un poco regazadillo y le cuesta más trabajo porque podemos escuchar sus errores y podemos ir corrigiendo en nuestras cabezas lo que diga mal. Y no le tenemos que preguntar todo al profesor, el compañero también puede saberlo.
  • No podemos saberlo todo. Esta es una frase que utilizo mucho en clase para responder a los alumnos que se agobian ante algunos aspectos de la gramática o cualquier otra cosa que no terminan de entender, generalmente suele ser gente perfeccionista y/o controladora que necesita saberlo todo. En estas situaciones yo les digo: "¿Por qué quieres saberlo todo? No puedes saberlo todo, porque si lo sabes todo y no cometes ningún error, entonces ¿para qué vas a venir a clase de español? Aquí es positivo hacer las cosas mal porque eso significa que podemos aprender a hacerlas bien y entonces la clase sí tiene sentido." Debo comentar que, personalmente, todavía estoy corrigiéndome porque lo aplico sin problemas a los estudiantes pero no a mí y yo no me permito tener ningún error en clase aunque ya he aprendido a decir que no lo sé todo; en esas ocasiones les enseño a mis estudiantes las herramientas para aprender esas cosas que no sabemos, ni ellos, ni yo.

Podría continuar pero demasiado larga me ha salido esta entrada para un blog. Se me quedan cosas sin decir, pero aquí he dejado las que considero más importantes. Espero que las encontréis útiles y me gustaría que estos puntos os ayudaran a ver la clase desde otras perspectivas.
Por supuesto cualquier comentario será bienvenido, positivo o negativo, como le pido a mis estudiantes que me digan qué les gusta de lo que hago en clase y qué no les gusta.

viernes, 10 de enero de 2014

Mi blog de clase

Personalmente soy una forofa del blog como herramienta, me gustaría mucho usar también redes sociales en clase (Twitter o Edmodo), pero por ahora sé que no tengo el tiempo suficiente para atender a mis estudiantes si los tuviera en una red social, (casi no tengo tiempo para este blog) por eso lo que tengo es un blog de clase.
Tengo que aclarar que la función principal de mi blog de clase es comunicar a los alumnos las actividades que hemos hecho en clase, así como subir algunos de los materiales que hemos utilizado. Esta aclaración es importante porque las ventajas y desventajas que le veo al blog de clase va a depender del uso que le estemos dando. En secundaria muchos profesores usan el blog como trabajo de aula, es decir, son los mismo alumnos los que llenan de contenido el blog de la clase. Este uso es, desde mi punto de vista, el más sugerente y motivador, me gustaría usarlo si en el futuro se aúnan dos circunstancias: Tener una clase de nivel B1 o más y disponer de una aula de informática (de verdad) en mi centro. Lo segundo no creo que llegue a pasar nunca, aunque podría suplirse si en algún momento me encuentro con una clase realmente motivada con el tema de Internet y los ordenadores.
Voy a hablar un poco, entonces, del blog de mi clase. Su título es Con la clase acuestas.



No es el primer blog que tengo para la clase, antes he tenido otros, pero este es diferente. Me gustaría analizar las diferencias entre los dos tipos de blog que he tenido para que tengáis una visión general de este tipo de blogs y así, si queréis usarlos alguna vez, ya tengáis una idea hecha.

Mi blog de clase antes:
  • Un blog para cada curso.
  • Contenido: actividades y deberes de clase.
  • Enlaces a páginas de interés en la barra lateral.
  • Etiquetas orientadas a los alumnos.
  • Diseño de blogger, personalizado ligeramente.

Mi blog de clase ahora:
  • Un blog para todos mis cursos.
  • Contenido: actividades y deberes de clase.
  • Las páginas que son interesantes para los estudiantes están en páginas del blog, con explicaciones sobre los contenidos de las mismas.
  • Página con actividades creadas por mí.
  • Página con recomendaciones de lecturas graduadas.
  • Página con enlaces a aplicaciones móviles para practicar español.
  • Página con fotos de las actividades extraescolares del curso.
  • Contenido multimedia en las entradas (principalmente presentaciones.)
  • Etiquetas orientadas a los alumnos y accesibles para visitantes.
  • Diseño de una plantilla de btemplates para blogger.